Conservación y desarrollo económico en Santa Catarina Ixtahuacán

Santa Catarina Ixtahuacán, se encuentra ubicada en la región sur-occidente de Guatemala, en el departamento de Sololá. Su nombre se deriva de Santa Catarina en honor a Santa Catalina de Alejandría, e Ixtahuacán que a su vez se deriva de tres términos en el idioma maya K'iche: “Ixtl” que significa "vista", “hua” que significa "paraje" y “can” que significa "planicie", las cuales juntas quieren decir «llanura para cultivar». Dentro de su organización social, el Comité Pro Mantenimiento de Bienes Comunales y Título Territorial, se ha consolidado como una institución fundamental en la lucha por sus derechos.

Innovaciones en la agroecología climáticamente inteligente


Este territorio de propiedad colectiva está ubicado en la Sierra Madre y posee altitudes que van de 1,100 a 3,100 metros sobre el nivel del mar. Esta característica permite cultivar una diversidad de productos agrícolas, entre ellos se encuentran las hojas de maxán, el haba y el café. Sin embargo, las capacidades limitadas y la situación socioeconómica de varias comunidades, frenan el desarrollo comunitario y la tecnificación agrícola. Por ello, se reducen las oportunidades para una producción eficiente que permita la venta de sus productos a precios justos o el acceso a mejores mercados.


El Programa de Pequeñas Donaciones en alianza con la Asociación Agropecuaria y Artesanal para el Desarrollo “El Buen Sembrador” y el Comité de Titulo, apoyan con asistencia técnica a los pequeños productores/as del área generando las condiciones necesarias para una producción con calidad que mejore la comercialización de los productos. Tal es el caso de la producción de la hoja de maxán, un producto muy cotizado en mercados internacionales y que puede ser sustituto del plástico para la conservación de carnes, verduras y otros múltiples usos.


A través de parcelas demostrativas, los productores fortalecen sus capacidades en buenas prácticas agrícolas adaptadas al clima, para lograr una producción sostenible. De manera conjunta, se establecen diversos ciclos de producción para satisfacer necesidades relacionadas al consumo y/o venta. El fortalecimiento de la gobernanza, la planificación territorial y el involucramiento activo de la juventud y de las mujeres, es parte crucial de todo el proceso para generar oportunidades de empleo y conservación del territorio.


“Me siento contenta respecto a la siembra de haba, ya que hemos recibido capacitaciones a través de los técnicos. Estamos utilizando abono orgánico y a la vez le damos seguimiento a las buenas prácticas. Yo sé que las instituciones y programas nos dejan, pero de igual manera agradecemos al Programa de Pequeñas Donaciones y al Buen Sembrador por el apoyo brindado.”

Manuela Guachiac Tzaput, Santa Catarina Ixtahuacán, Sololá.



BENEFICIARIOS: 30 mujeres y 30 hombres


0 vistas0 comentarios