Fortaleciendo el ecoturismo comunitario para los jóvenesde las comunidades del Parque Nacional Sipa

La costa del Pacíco de Guatemala presenta una gran diversidad de ecosistemas acuáticos de importancia ambiental y social en el país y a nivel regional. Los humedales y manglares son hábitat fundamental para la biodiversidad y en especial para la subsistencia de las comunidades locales. Por ello, es importante apoyar el desarrollo de alternativas de vida para los jóvenes de las comunidades locales que viven dentro y en la periferia de las áreas protegidas, como lo es el Parque Nacional Sipacate-Naranjo.

Conservación comunitaria de paisajes marino -costeros


El Programa de Pequeñas Donaciones y Wildlife Conservation Society WCS-Guatemala, han unido esfuerzos para capacitar a 40 jóvenes del Parque Nacional Sipacate-Naranjo para certificarse como guías comunitarios en turismo y en aviturismo. Los jóvenes, que viven en comunidades que están conservando sus ecosistemas naturales, son capacitados en temas de conservación, diversidad biológica y valoración económica del manglar, con el n de apoyarles a mejorar sus ingresos y oportunidades laborales.


Se espera que los guías comunitarios participen y se formen como científicos-ciudadanos y que contribuyan a recopilar información sobre la abundancia y riqueza de aves en cada una de sus comunidades. Estos esfuerzos, permiten recolectar datos de especies de importancia, tanto a nivel nacional como internacional, contribuyendo a los monitoreos biológicos. Además, son un vehículo poderoso para el empoderamiento de las comunidades locales, porque rompen las barreras que separan a la ciencia de la sociedad, involucrando a las personas locales en proyectos de investigación y conservación comunitaria. Al final este grupo de jóvenes formará un club de observadores de aves locales, que a largo plazo podrá contribuir a capacitar a más comunitarios.


Al mismo tiempo se desarrolla, un plan para reforzar el tema de educación ambiental y la importancia de la conservación de la diversidad biológica en todos los niveles, desde niños hasta adultos. Los temas están relacionados a los ecosistemas marino-costeros, diversidad biológica, conservación y amenazas al ecosistema manglar.


“El curso de Aviturismo me parece muy interesante. Lo aprendido, se debe compartir con nuestras escuelas para que los niños conozcan sobre las aves que viven, crecen y se reproducen en nuestro país. Así en un futuro cercano, la mayoría de nuestra población estará educada en cuanto al cuidado y protección de las diferentes especies de aves de nuestra región.”

Marcos Ariel Alvarado López, 19 años, Laguna Rama Blanca, Sipacate, Escuintla.



BENEFICIARIOS: 50 estudiantes del curso Guía Comunitario de Turismo y 30 estudiantes del curso de Aviturismo


0 vistas0 comentarios