Turismo Comunitario Sostenible y Gobernanzaen la Reserva Indígena Bioitzá

El departamento de Petén se ha caracterizado por albergar gran parte de la selva del país. Sin embargo, ésta ha sido fuertemente amenazada por la deforestación masiva y los incendios forestales. Con ello, se ha registrado la pérdida de diversas especies de gran importancia afectando la diversidad biológica del país. Las comunidades indígenas son las más afectadas, debido a que subsisten de los recursos naturales existentes.

Conservación comunitaria de paisajes terrestres y ecoturismo


La Asociación para la Protección de la Biosfera Itzá trabaja en la conservación de los recursos naturales y culturales, usos ancestrales de las plantas medicinales de la región y turismo comunitario de la Reserva Comunitaria Indígena Bioitzá. El manejo de áreas boscosas y la conservación de recursos naturales, por parte de las comunidades indígenas, ha resultado en un proceso muy efectivo. La conservación a través de pueblos indígenas se enfoca en incorporar elementos de la cosmovisión maya. Por tanto, no se trata solo del cuidado del bosque, sino de la relación estrecha entre el hombre y la naturaleza, de la cual se desprenden una serie de bienes y servicios.


El Programa de Pequeñas Donaciones y la Asociación Bioitzá, están apoyando a las comunidades de la Reserva Indígena Bioitzá a fortalecer la gobernanza para la protección y conservación de 3,600 hectáreas de bosque tropical latifoliado y de su biodiversidad, así como del turismo comunitario de la Reserva. Estos esfuerzos se centran en generar una Estrategia y Plan de Desarrollo Turístico Comunitario que les permita, a largo plazo, generar mayores ingresos para invertir en la conservación del territorio. El plan permitirá identificar áreas de mejora, potenciar el desarrollo de actividades turísticas, desarrollo de estrategias de marketing que aseguren la sostenibilidad y el empoderamiento de jóvenes y mujeres del área, brindando así diversas oportunidades para mejorar sus ingresos y nuevos empleos.


En el norte de Guatemala, ya se han desarrollado varias acciones encaminadas al manejo comunitario de las reservas forestales, iniciativas que han tenido muy buenos resultados e impacto en el territorio, contribuyendo a la conservación de los bosques y al desarrollo sostenible de las comunidades aledañas.


“Este proyecto ha venido a fortalecer nuestro esfuerzo por la conservación de nuestro territorio, la seguridad alimentaria y el desarrollo de ecoturismo en nuestra comunidad. Nosotros los asociados y familias de BioItzá, orgullosamente Indígenas Itzá, estamos muy agradecidos.”

Celia Isabel Cohuo, Ejido Municipal de San José, Petén.



BENEFICIARIOS: 40 mujeres y 15 hombres

3 vistas0 comentarios